• Hits: 2265

Especial 3D: presente y futuro

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

En números anteriores de CEC hemos hablado de la tecnología 3D: su funcionamiento, características y requerimientos. El mercado ha ido avanzando rápidamente y ya tenemos disponibles modelos y especificaciones de distintas marcas. Por eso, y aprovechando nuestro séptimo aniversario, hemos preparado un especial con todo lo que puedes encontrar para disfrutar del 3D en tu hogar.

Texto: Redacción

La mayor parte de los fabricantes de TVs se han lanzado en una carrera por ofrecer sus productos 3D en las mejores condiciones, tanto técnicas como económicas. Algunos tienen su material ya en el mercado y otros lo pondrán en breve. En todos los casos, hay ciertas premisas que se están manteniendo y que son comunes a todos los modelos: hasta el momento, las gafas son un complemento imprescindible, aunque Sharp ya ha presentado algún visualizador capaz de prescindir de ellas. También, las que se están empleando son dinámicas, pero como en todo, aquí también encontramos excepciones. LG ha sacado recientemente una nueva gama con gafas polarizadas, con lo que habrá un ahorro considerable (al menos en ese aspecto) que contribuirá a popularizar las tres dimensiones más rápidamente. Sin embargo, como todo lo nuevo, siempre se requiere un proceso de adaptación y un plazo determinado de tiempo. En este artículo, vamos a centrarnos en características y formatos de los primeros productos de los principales fabricantes.

SAMSUNG

La firma coreana ha optado por el LED como soporte para sus primeros modelos en 3D. Concretamente, por medio de las series C7000, 8000 y 9000. Esta gama permite ver contenidos emitidos por las operadoras con sus gafas de visualización 3D (que se venden por separado), conectarlo a un Blu-ray para poder ver cine en dicho formato y una novedad: se trata de una conversión o emulación (llamarlo escalado nos parece excesivo) de contenidos 2D en 3D. Es algo que puede solucionar una de las mayores limitaciones de este tipo de productos: la escasez de contenidos en 3D. Consiste en generar mapas de profundidad analizando la perspectiva de cada objeto teniendo en cuenta el nivel de foco de las imágenes 2D, y crea otras binoculares estereoscópicas basándose en la información de la profundidad.

Consta de cuatro pasos: pre-procesamiento, estimación de profundidad, post- procesamiento de dichos datos y creación de imagen binocular estereoscópica.

Entre ellos, lo que determina el desempeño de la conversión de 2D a 3D es la estimación de la información de la profundidad desarrollada por la propia Samsung. La tecnología realiza un estudio óptico de profundidad del contenido 2D combinando un análisis temporal y espacial de información de píxeles.

Además, agrupa imágenes de entrada en 500 millones de compartimentos y extrae información de profundidad por píxel.

Comparada con la anterior, que crea efectos 3D basándose en las posiciones superiores e inferiores de la pantalla, la nueva técnica es capaz de proporcionar efectos 3D más naturales.

Esta tecnología puede ser aplicada a todo tipo de emisión en 2D, aunque el grado de efectos en 3D puede variar dependiendo en las características de las mismas.

El consumidor puede elegir el efecto 3D óptimo para su gusto tal y como ajusta el volumen del televisor, impidiendo de este manera mareos cuando se estén viendo imágenes por primera vez o durante muchas horas.

Samsung también ha lanzado el lector BD C6900, capaz de reproducir Blu-ray en 3D. Ambos modelos están a la venta desde el pasado 1 de abril.

PANASONIC

El fabricante nipón utiliza el método Frame Sequential para generar la reproducción de contenidos 3D. Se graban imágenes separadas para ambos ojos en calidad Full HD 1920 x 1080 y se reproducen alternativamente a alta velocidad. Al visualizarlas con unas gafas LCD especiales, programadas para abrir y cerrar las lentes derecha e izquierda en sincronización con las secuencias alternas, se consigue una experiencia visual en 3D en el hogar del espectador, sin pérdida de calidad (lo que puede suceder con los sistemas 3D convencionales). Panasonic apuesta por el plasma e incorpora esta tecnología en su serie VT20 con panel NeoPDP. Dispondrá de dos modelos de 50 y 65” y su salida está prevista para este mes de mayo. Como en el caso de sus competidores, también incorpora al mercado un lector BD compatible con las 3D: se trata del modelo DMP BDT300.

SONY

Para que la experiencia 3D de las salas de cines pueda reproducirse en casa, Sony ha desarrollado tecnologías que muestran imágenes en Full HD 3D en sus televisores LCD Bravia. Aplicando Motionflow 200/240 Hz, una característica capaz de mostrar escenas en movimiento a una velocidad superior a la de los televisores LCD convencionales, los Bravia ofrecen contenido en Full HD 3D gracias a la secuenciación de fotogramas y unas gafas obturadoras activas. La gama LX estará disponible a partir de verano, sin que el fabricante haya podido concretarnos más. Además de mostrar imágenes en Full HD 3D también incorpora Wi-Fi, Bravia Internet Video para acceder a contenidos on-line y de TV a la carta, y diseño Monolithic. La serie LX se podrá encontrar en 40” (102 cm), 52” (132 cm) y 60” (152 cm).

Asimismo, ha anunciado varios reproductores Blu-ray con capacidad de reproducir 3D: los modelos BDP-S770 y BDP-S570. El lector BDP-S470 también estará listo para hacerlo tras una actualización de software.

Otro de los productos que Sony incorpora al mundo 3D es la PS3. Cualquier de ellas será capaz, mediante una actualización de software, de reproducir contenidos en 3D (tanto películas como juegos).

PHILIPS

La holandesa Philips también se sube al carro de los TV 3D con su serie LED 9000, una familia de televisores con una amplio abanico de tamaños (desde las 32 hasta las 52 pulgadas) que comparten muchas prestaciones. Para empezar, como hemos dicho, están dotados de una función de barrido de imagen de alta velocidad, concretamente, entre 200 y 400 Hz (según modelo concreto), que hace posible el efecto de tres dimensiones que se consigue con la ayuda de unas gafas polarizadas. Por el momento, el precio y fecha de disponibilidad de estos televisores aún es una incógnita.

Además de estar preparados para el visionado de películas y programas en 3D, los Philips LED serie 9000 están equipados con otras características que los hacen igualmente interesantes. Para empezar, toda la gama está dotada de paneles de alta definición y retroiluminación LED, capaces de emanar un brillo que, en las LED serie 9000, se cifra en un índice de 500 cd/m2 sin un gran consumo energético.

TOSHIBA

Toshiba mostró en el pasado CES de Las Vegas su nuevo Regza Cell TV, un televisor basado en el procesador Cell que es capaz de convertir a formato 3D cualquier contenido 2D, ya sean películas, videojuegos u otras fuentes de vídeo.

Anteriormente, la compañía ya presentó la tecnología Resolution+, que también incorpora este modelo, para el reescalado y mejora de imágenes de definición estándar hasta niveles próximos a la alta definición. Ahora siguen la misma línea de actuación con el 3D.

Para ver los contenidos 3D del Regza Cell TV, son necesarias unas gafas interactivas, que van conmutando la señal de uno a otro ojo. Además, el nuevo televisor permitirá mantener videoconferencias en alta definición.

En el futuro, Toshiba quiere implementar la tecnología para que los usuarios puedan interactuar con la TV con los gestos de la mano, gracias a una cámara integrada que recogerá los movimientos del usuario y los traducirá en comandos de control remoto. Un sistema similar al desarrollado en el Fraunhofer Institute for Digital Media Technology, o el empleado por Microsoft en su Project Natal.

El Toshiba Regza Cell TV utiliza un panel de 55” Full LED o LED trasera que incorpora 4.608 módulos LED, que se pueden controlar hasta en 512 zonas independientes para mejorar el contraste dinámico de la imagen. De este modo, se consiguen contrastes dinámicos de hasta 9.000.000:1, con un brillo máximo de 1.250 cd/m2.

CONCLUSIÓN

Como podemos ver en este artículo, es posible hablar sin problemas de una primera generación de productos 3D. Sin embargo, y dado que se lleva empleando muchos años, por ejemplo en salas de cine, no debemos hablar de una tecnología inmadura o en proceso de madurez, sino de un sistema que ya nos ofrece una altísima calidad, aunque lógicamente, como sucede siempre en el sector audiovisual, con el paso del tiempo se irán mejorando los equipos y ajustando los precios.